Editorial

Aislamiento, intimidacion, humillación, culpa,
coacción, abuso amocional suena familiar? Estos
son algunos de los metodos mas communes usados
por los abusadores para mantener el control sobre
la mujer matratada. Muchas de las mismas tecnica
son usadas por el personal de las prisiones de
una manera regular para mantener control de las
mujeres que ellos “cuidan”. Cuando una mujer le
dicen de comportarse bien y asi poder obtener mas
productos de hygiene o un mejor trabajo, cuando
una mujer tiene que soportar la vejación de la
revisión física, cuando ellas sufren el
degradante acoso de preguntas, cuando a ellas se
le niega el cuidado medico porque un MTA no les
gusta ellas o cuando ella es puesta repetidamente
en SHU porque ella no es cooperativa ni docil.
Ella esta experimentando el mismo tipo de abuso
que las sobrevivientes de violencia doméstica
reportan. Estudios muestran que la mayoria de
mujeres en prisión, son particularmente
vulnerables a la manipulación con tales tecnicas
que las habian abusado a ellas anteriormente.
A pesar de los esfuerzos de las prisiones para
mantener a las mujeres sumisas y con un
auto-odio, muchas mujeres transforman su
experiencia de violencia personal e institucional
y hace n el cambio de victimas a luchadoras
concientes de sus derechos humanos. Las
sobrevivientes de encarcelamiento que se llegan a
juntar y comparten sus experiencias y su dolor en
grupos como Mujeres Convictas Contra el Abuso en
CIW, han Ganado fortaleza y comprendimiento
personal para luchar por las injustas sentencias
y ganar su plazo vencido para su salida. Otras
mujeres han expuesto las diferentes formas en las
cuales las juntas de las audiencias de libertad
condicional son muchas veces nada más sadicos
dise_ados para inflamar la culpa de las mujeres.
Cada día cuando las mujeres se ayudan mutuamente
para escribir cartas, llenar la forma 602, o
solamente sentarse y escuchar los problemas de
las otras, ellas estan ayudando a romper el ciclo
el cual fomenta la violencia personal e
insititucional.
Durante las dos decadas pasadas, el publico a
llegado a conocer mas la realidad de la violencia
domestica, pero muy frecuentemente la gente ve al
gobierno y al reforzamiento de la ley como la
respuesta a este persisitente problema. Pero
puede el Estado/gobierno, el cual esta basado en
violencia, el cual continuanmente emprende
guerras contra otras naciones, y aqui en casa
impone la violencia de la pobreza, falta de
educación y brutalidad policial sobre comunidades
de color – puede esperarse de este gobierno la
genuina oposición a la violencia doméstica.
Mujeres de color han lidereado la via de
insistencia para lograr verdaderos cambios en el
Movimiento de Mujeres contra la Violencia, se
necesita entender la intersección entre violecia
de Estado, de comunidad y doméstica y los
diferentes niveles una alimenta a la otra. Para
nosotra en CCWP, esto significa apoyo concreto en
estrategias como la extension de la iniciativa
del habeas, SB 1385, el cual ofrecería a las
sobrevivientes de violencia domestica la
posibilidad de regresar a la corte y ganar su
libertad (ver la barra al costado). Al mismo
tiempo, esto significa que necesitamos
desarrollar una vision holistica de largo plazo
para erradicar de raiz el abuso y la violencia en
las prisiones, en las calles de nuestras
comunidades, y en todo el mundo.