Editorial: Cuidado a Salud en Prision Peor que Nunca

El cuidado a la salud es un derecho humano fundamental para todas las personas y esto fue el corazón para la fundación de CCWP hace 10 años atrás. Mujeres adentro quienes incluye una de nuestras miembras fundadoras Charisse Súmate, entabló en esos entonces la acción legal de clase donde demandaba una atención de salud decente para las mujeres en prisión. Nosotros también necesitamos organizar una red a nivel de todo el Estado de prisioneras, familiares, amigos, educadores, trabajadores de la salud y activistas (incluyendo exprisioneros/as) para mantener este gran problema en la mirada de todo el público.
Después de años de un duro trabajo por parte de muchas organizaciones de derechos humanos y asuntos legales en prisión, el CDCR fue forzado a dar reconocimiento a las necesidades específicas de las mujeres en prisión, por la designación de la Dirección de Asuntos de la Mujer y la creación de un Comité Específico de Género. Pero al mismo tiempo estamos mirando pequeños pasos hacia delante en esta área, el estado del sisitema de salud queda en un abismo. Estamos complacidos que en el reporte de julio del 2006 del Recibidor Federal, Robert Sillen expuso la profundidad de este problema. Sillen expuso que el sistema médico en las prisiones ?estaba en peor forma que al principio, y que el remedio tendría que ser más dramático y más allá de lo visible? (reporte hecho por Mark Martín, periódico SF Chronicle). Este número del boletín The Fire Inside incluye historias las cuales ilustran la terrible situación del reporte documento de Sillen.
Estamos en un importante momento, es decir estamos poniendo nuestra mirada en el CDCR, especialmente ahora en un año de elecciones para gobernador. Ambos candidatos, Schwarzenegger y Angelides no tienen nada que decir sobre la crisis del sistema de salud ? la única solución que ellos ofrecen es construir más cárceles y contratar más guardias.
Por nuestra parte, CCWP está trabajando en coalición con otros grupos y esta solicitando una reunión con el Recibidor, Robert Sillen. Tenemos la esperanza de que juntos podamos desarrollar soluciones que sean un genuino paso hacia delante en la lucha por los derechos humanos de los/as prisoneros/as en materia de salud.
Nosotros también estamos comprometidos a construir una Red de Repuesta a la Crisis la cual coordinará a tiempo las respuestas para los/as prisioneros/as, familiares y defensores para la intolerable crisis del sistema de salud por tanto tiempo como sea necesario.