Editorial – Salud Mental Enjaulada

Las personas usan diferentes palabras cuando hablan sobre salud mental y enfermedades mentales, y muchos de esos términos están cargados de muchos estigmas, No queremos ser la “policía de las pobras,” estamos eligiendo usar los términos “salud mental”. Pensamos que los demás términos son demasiados “medicalizados” (tales como los términos psiquiátrico o desabilidad psicológica, o enfermedad o desordenes), y otros que son irrespetuosos para las personas (tales como locos, psicóticos, “nuts” etc) CCWP quiere ser parte del apoyo para las personas que quieran definir por ellas mismas que es lo saludable en las relaciones con las personas y situaciones donde cada uno de nosotros vivimos.
Hay una creciente crisis de la salud mental tanto dentro de las prisiones como en las calles. Cada persona, dentro de la cárcel y afuera experimenta muchísimo stress mental por las condiciones del sistema en que vivimos: racismo, pobreza, discriminación de género. Todas esas cosas crean un sistema deshumanizado. En el último numero de The Fire Inside, escribimos acerca del aumento de suicidios en CCWF y como es una reflexión de un sistema que no está funcionando. Muchas mujeres hablan sobre el sufrimiento y la violación de los derechos humanos básicos, la falta de servicios de salud mental, cambios inapropiados de la medicación psiquiátrica, aumento de los encierros, y como Sarah Olson escribió, “el cansancio general solo por estar sirviendo tiempo en la prisión”.
La gente solo habla de lo que está haciendo para sobrevivir, estar fuerte así como saludable mental y emocionalmente como sea posible, construir apoyo entre unos y otros y luchar contra las perores condiciones (ver Mental health in prisoners’ experience) Documentar lo que está pasando es muy importante. “A” escribe, “La primera semana nuestros derechos médicos fueron cortados [Sept. 2007] Hubieron formularios 600 602s llenados.” Tú debes de llenar una y otra vez, la gente gana, entonces no te rindas! Y el hecho de que mucha gente que llena los formularios 602s en contra de los cambios de medicación manda un mensaje fuerte de resistencia contra él. “J” escribe sobre el “compartir el dolor” un programa que la hermana Maryanne ayudo a que se lograra, creando un lugar de apoyo para la gente compartir sus miedos y perdidas y saber que ellos no están solos.
Constantes amenazas a la salud mental de los y las presas, asi como historias de fortaleza y sobrevivencia, nos empuja a hacer la gran pregunta: Que significan la salud mental y la enfermedad mental para el sistema de prisiones, en una cultura y sociedad que son abusivas que enfoca en una mentalidad de “yo primero” que crea tanta enfermedad? Como podemos empezar a conversas sobre salud mental cuando los valores en este país son tan distorsionados que el dinero para la guerra y las prisiones es siempre puesto encima de los recursos para cuidado de la salud, educación y empleos?
Como uno puedo visionar la salud mental metida en una jaula?
La salud mental tiene mucho que ver con nuestra habilidad para reconocer fortalezas personales y sociales, así como las vías que nos ayudan a cada uno de nosotros a vivir y trabajar con la familia y la comunidad de las cuales somos parte. CCWP apoya a las personas que definen por ellas mismas que es para ellas su salud. Hay muchísimo espacio para diferentes definiciones y conductas, mientras estas conductas no incluyan daños o abuso a nosotros mismos.
Queremos flexibilizar nuestras mentes sobre estos asuntos al mismo tiempo que vamos construyendo respuestas al problema dentro de la prisión. Hay un monto de dinero dirigiéndose al mal llamado al servicio de salud mental que hay dentro de las prisiones, Donde esta? Que es lo que se está pagando? Que es lo que se debe pagar con ese dinero? El CDCR debe de rendir cuentas, pero cuál es la mejor manera de hacerlo? Alguna gente dice que las personas con alguna enfermedad mental no deben ser incluidas en la población general, que es dañino para su salud y para la de los que lo rodean. Otros luchan para que los presos con enfermedades mentales tengan los mismos derechos que todos los demás tienen.
Hoy desde aquí hacemos un llamado para ayudarnos a darnos cuenta cómo enfocar nuestra campaña de apoyo a la autodeterminacion de los prisioneros/as y defensores a tener un agama de posibilidades de cómo cuidarse a sí mismos y entre sí. Algunas de estas posibilidades son:

  • Alentar más pares consejeros y oportunidades de auto-ayuda.
  • Oponernos al uso del SHU como un castigo para la gente que tiene alguna enfermedad de salud mental.
  • Apoyo con medicación apropiada para las personas que quieren o necesitan medicina psiquiatrica.
  • Parar de sobre medicar a las personas que no quieren o no necesitan medicinas psiquiatricas..

Dejanos saber que piensan al respecto y continua documentando los abusos de salud mental y nosotros haremos el respectivo seguimiento de que esta pasando y de pedir una rendición de cuentas a las autoridades.